Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
General

El Gobierno vasco pide mayor participación de las regiones en la nueva PAC

22/01/2018

El viceconsejero de Agricultura, Pesca y Política Alimentaria del gobierno vasco, Bittor Oroz, ha pedido al Gobierno que "aplique el principio de subsidiariedad" en favor de las comunidades autónomas que lo demanden y pidan mayor participación en la elaboración de la nueva Política Agraria Común (PAC).

Oroz participó en la jornada "Claves para una reforma de la PAC post 2020", organizada por el sindicato ENBA, que ha reunido en el auditorio de la Fundación Orona en Hernani (Gipuzkoa) a 130 representantes del sector y europarlamentarios.

El ejecutivo autonómico ha recordado en un comunicado que "tiene plenas competencias" en la aplicación de la Política Agraria Común en su territorio y la "voluntad política de ejercerlas" tanto en lo relativo a las subvenciones directas a los agricultores como en las ayudas estructurales en desarrollo rural y sectorial sin "mayores restricciones que las que impone el propio marco normativo que derive de la normativa comunitaria".

Entre los principales retos a los que se enfrenta la PAC 2020, Oroz ha citado el rejuvenecimiento del sector primario, el fortalecimiento del papel del sector productor a lo largo de la cadena y la adaptación de la agricultura ante el cambio climático.

Durante su intervención, Oroz ha realizado un recorrido por los principales puntos de desarrollo de la reforma de la PAC durante la pasada legislatura del ejecutivo autonómico, que "tuvo que negociar con el Gobierno y con Bruselas los aspectos estratégicos" así como "definir las medidas vigentes de apoyo" y la "implementación de sistemas de gestión adaptados a las nuevas exigencias".

Ha demandado un "mayor protagonismo" de las regiones y ha reclamado que el desarrollo de la reglamentación comunitaria les otorgue "el papel que les corresponde en la defensa de los planes estratégicos de la PAC", señala el comunicado.

Entre los aspectos de la nueva reglamentación comunitaria sobre los que el Gobierno Vasco ha mostrado su "inquietud" figuran la previsible reducción del presupuesto agrícola, así como la posibilidad de un recorte de las ayudas, concluye el comunicado