Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
General

Hogan: El Brexit supondría una merma máxima teórica de 3.600 M€ para la PAC post 2020

27/03/2017

El comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan, afirmó tras inaugurar la Conferencia de Alto Nivel sobre el futuro de la Política Agrícola Común (PAC) que se celebra en Madrid estos días, que el Brexit podría reducir hasta un máximo de 9.300 M€, que es lo que aporta el Reino Unido en la actualidad, el presupuesto global de la Unión Europea. Como la Política Agraria Común (PAC) consume el 38 % del total de ese presupuesto, podría suponer en teoría y como mucho un recorte para la PAC post 2020 de unos 3.600 millones.

Se trataría, no obstante, añadió Hogan, del peor escenario posible y para lo cual el  Consejo y el Parlamento Europeos deberán buscar soluciones en la negociación del futuro Marco Financiero Plurianual (MFP) 2021-2027.

Hogan recordó que el Consejo y el Parlamento Europeo son las dos ramas de la Unión Europea que tendrán que fijar el techo de gasto, como ya hicieron en  el año 2013, y que se tendrá que revisar para a partir de 2020.

Debido a este “agujero ” presupuestario, como señaló la vicepresidenta de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo, Clara Aguilera, tras la salida del Reino Unido de la UE, prevista por ahora en la primavera de 2019, el comisario recalcó que se abren dos escenarios: o que los Estados miembros aporten más fondos al presupuesto comunitario o que sea abran nuevas fuentes de financiación para elevar los actuales ingresos.

Al respecto, la ministra de Agricultura, Isabel García Tejerina, afirmó que ya en la reforma de la PAC de 2013 nuestro país fue uno de los más firmes defensores de una PAC bien dotada financieramente y que es previsible que también lo sea en la que viene, pues, no obstante,  es la segunda o la tercera perceptora de fondos (detrás de Francia y/o Alemania) de esta política común.

Hogan recordó que el informe del Consejo Europeo, publicado en diciembre de 2016, en el que se apuntaba que deberían aprovecharse, precisamente, la revisión del MFP y la salida del Reino Unido de la UE para explorar nuevas vías y abrir nuevas posibilidades de financiación comunitaria.

Hogan volvió a insistir en este foro que la futura PAC deberá ahondar en la modernización, ante los nuevos retos, como el cambio climático, y en la simplificación legislativa. Sobre todo cuando se vio que Consejo, Comisión y Parlamento Europeo se mostraron en parte insatisfechos con la reforma de 2013 por la complejidad burocrática que entrañó y que ha obligado a introducir necesariamente unas 300 modificaciones desde entonces en legislación secundaria de la PAC.

En este sentido, la PAC post 2020 deberá también adaptarse, como también recalcó la ministra García Tejerina, a los acuerdos que se van concluyendo, como el reciente de la COP 21 de París sobre cambio climático y, además, añadió Hogan, “tenemos que dar capacidad e instrumentos a los agricultores para que puedan resistir a la creciente volatilidad de los mercados”.

Hogan afirmó que, tras la consulta abierta por la Comisión Europea (que han obtenido por el momento 600 respuestas de España por 20.000 en toda la UE y que se cerrará el próximo 2 de mayo), se presentará una primera comunicación a finales de este año o a principios de 2018, con muchos asuntos abiertos, como la sostenibilidad productiva, la mejora del posicionamiento del agricultor en la cadena alimentaria, el relevo generacional, el desarrollo rural o el presupuesto tras el “Brexit”.

Defensa del sector

Por su parte, la ministra de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, anfitriona del foro, reconoció también que “las cosas serán distintas en la Unión Europea sin el Reino Unido, pero que, en todo caso, defenderemos los intereses del sector agrario español ante todas las instituciones comunitarias”.

García Tejerina señaló que ya durante el actual MFP la Unión Europea se enfrentó por primera vez a un recorte presupuestario general, pero que desde el Gobierno español, con apoyos de  otros países, como Francia o Irlanda, “fuimos capaces de consolidar los más de 47.000 M€ para el periodo 2015-2020 destinados al sector agrario español y al medio rural. Entonces, añadió, no fue una negociación fácil, como tampoco lo será ahora, en la reforma de la PAC que viene,  porque se incorporan elementos nuevos, nuevos retos y problemas que demandarán gasto de la UE y que aportan mayor complejidad presupuestaria a lo que se viene haciendo".

En opinión de García Tejerina, la agricultura debe seguir jugando un papel clave en la construcción europea, como ha sido hasta ahora, dada su contribución a la economía, al empleo, al desarrollo rural, y a la seguridad y calidad alimentaria.

Valoró también que el medio ambiente está ya incorporado a la PAC y, a partir de la reciente Cumbre de París, la agricultura forma parte clave también de los compromisos en materia de cambio climático, con la posibilidad de poder ayudar a los agricultores y ganaderos a que contribuyan a la lucha contra el cambio climático.

Objetivos y presupuesto

Por su parte, Clara Aguilera, vicepresidenta de la Comisión de Agricultura del Parlamento Europeo, añadió que la negociación del Brexit, en paralelo al debate sobre la PAC post 2020, “no debe mermar, ni retrasar  nuestros objetivos y ambiciones de una PAC fuerte", a pesar de reconocer que, de momento, “no solo se prevén más recursos, sino que hay más retos y problemas que demandan presupuesto comunitario y, además, están las consecuencias que nos deparará el Brexit”.

El Brexit se va a notar, añadió, "en la ficha financiera de la PAC, por lo que o los Estados miembro de la UE ponen más dinero para contrarrestar la menor disposición de fondos por la salida del Reino Unido, o bien se opta por una fiscalidad común europea para recaudar más fondos que contribuyan al presupuesto comunitario", añadió Aguilera.

En el debate en la Eurocámara, afirmó la exconsejera andaluza, “estamos inspeccionando” esta última posibilidad, con el fin de lograr la obtención de recursos propios, una decisión que tendrán que aprobar el Consejo y, por tanto, los Estados miembros".

Representantes del Gobierno, de las instituciones de la UE, representantes de algunos Estados miembros (Holanda, Portugal y Francia), consejeros de las 17 Comunidades Autónomas, partidos políticos, grupos ecologistas y organizaciones profesionales agrarias, sectoriales, cooperativas y de la industria agroalimentaria,  participan en esta conferencia sobre la PAC, que es el punto de partida para consensuar una posición española común ante la cuarta reforma importante de la PAC, que exigirá aún entre dos y tres años de negociaciones.