Logo PAC
buscador PAC
By eumedia
Agro Negocios
Agricultura

La Comisión Europea filtra un borrador de su Comunicación sobre la reforma de la PAC

02/11/2017

El próximo 29 de noviembre, la Comisión Europea debería aprobar una Comunicación que debería marcar la futura Política Agraria Común después del 2020. Las propuestas formales están previstas para el segundo semestre del 2018, después de la aprobación de la propuesta de perspectivas financieras 2020-2027 en el mes de mayo.

Un borrador de la Comunicación de 21 páginas, que ha sido filtrada bajo el título “El futuro de la alimentación y de la agricultura”, aborda muchos aspectos diferentes desde un ámbito bastante general. Confirma la importancia de la investigación y la innovación; la relevancia del relevo generacional o la importancia de asumir las inquietudes de los consumidores relativas a los aspectos de salud, nutrición y desperdicio alimentario. Subraya también la importancia de una acertada gestión de riesgos proponiendo una plataforma de intercambios de experiencias y la necesaria coherencia (subrayado en el texto) entre acciones comunitarias y nacionales.

En cuanto a la política agraria, la mayor novedad es la exigencia de una estrategia nacional que englobe tanto el primer pilar como el segundo. Desde el punto de vista de las ayudas públicas, se propone una limitación de las ayudas por explotación.

Estrategia nacional

Cada Estado miembro aprobaría una estrategia nacional que englobaría a los dos pilares de la PAC, desarrollando así su coherencia interna. Tras un análisis identificando los retos y las oportunidades en el marco de los objetivos generales europeos, la estrategia marcaría los objetivos a perseguir y los indicadores de éxito sin entrar en los detalles. Específicamente, la  Comisión señala que “se eliminaría por ejemplo las medidas detalladas y las reglas de elegibilidad tal y como están ahora incluidas en el desarrollo rural”. La contrapartida de esta mayor flexibilidad es una exigencia reforzada de resultados.

El borrador de Comunicación también  detalla algunos de los elementos que deben ser incluidos en la estrategia nacional. Cabe señalar así: La investigación y la innovación. No solo se tendrá que ser coherente con las políticas científicas sino que los servicios de asesoramiento a las explotaciones deberán ser reforzados (página 9). La exigencia de un plan de gestión de nutrientes y de apoyos para la agricultura de precisión (página 14). El apoyo a la bioeconomía (página 16). Un capítulo para los jóvenes y nuevos agricultores (página 17).Una estrategia medioambiental (página 14).

 Limitación de las ayudas directas por explotación

Para asumir el recorte de presupuesto como consecuencia del Brexit, por un lado, y por otro de la financiación de nuevas prioridades como la protección en frontera o la emigración. Con ello, se aleja el fantasma de la cofinanciación nacional de las ayudas directas “que podría poner en peligro el correcto funcionamiento actual del mercado único”.

Propone un techo máximo por explotación para las ayudas directas a decidir entre 60.000 y 100.00 €.

PAC y política medioambiental

La Comunicación dedica espacio a abordar la articulación actual de los aspectos medioambientales de la PAC. Se subraya lo complejo de la interrelación entre la eco-condicionalidad, el “greening” de las ayudas, las exigencias legales, las medidas agroambientales y las enfocadas al cambio climáticos. Todo esto debería ser fusionado en un enfoque único, más enfocado a la realidad, más flexible y coherente.

Los Estados miembros conscientes de los objetivos medioambientales a alcanzar, diseñarían la combinación de incentivos y obligaciones pertinentes, tanto en el primer como en el segundo pilar. La eco-condicionalidad, en el seno de esta estrategia, ser extendida más allá de las obligaciones legales. Además, se podrá transferir fondos del primer pilar al segundo para estos fines sin que su movilización requiera cofinanciación nacional.

La Comunicación propone una PAC más flexible, más adaptada al terreno, que asegure al contribuyente un uso más eficiente de los recursos disponibles al adoptar medidas que responden mejor a las necesidades locales.